Monitoreo Transquirúrgico

En ciertos procedimientos quirúrgicos, se pueden poner en riesgo estructuras nerviosas como la médula espinal en una cirugía de columna, o los nervios de oído, equilibrio y de la cara en una operación del cerebro.

Con el monitoreo, se mide durante todo el procedimiento el estado funcional de estas estructuras para detectar a tiempo cambios y así evitar daño permanente sobre ellas, avisándole al cirujano si hay cambios en la función.